Universidad de Chile refuerza sus operaciones con apoyo de herramientas tecnológicas

03/04/2020
Cómo supervisar el trabajo remoto
02/04/2020
Cuarentena: Cómo manejar la ansiedad en el encierro
06/04/2020

La emergencia sanitaria nos ha obligado a cambiar la manera de hacer las cosas. Actividades cotidianas como coordinar equipos de trabajo, asistir a clases e incluso reunirnos con nuestros amigos y familiares han tenido que ser suspendidas hasta nuevo aviso, ante la necesidad de mantenernos en resguardo y así evitar contagios por el SARS-Cov2, virus que afecta hoy a todo el mundo.

En este escenario, las herramientas y plataformas digitales han tomado aún más protagonismo y se potencian como una alternativa para poder continuar realizando nuestras labores normales. Y tanto para empresas como para instituciones educativas de todo el mundo, se han convertido en insumos centrales para mantener informada y conectada a toda su comunidad.

Este mismo objetivo es el que mueve a la Universidad de Chile, que refuerza su compromiso con sus alumnos, académicos, funcionarios y colaboradores; razón por la cual ha disponibilizado  diferentes herramientas virtuales “potenciando nuestras capacidades para el uso de plataformas online y flexibilizando los procesos para asegurar tanto la calidad como la equidad de la formación”, tal como remarca el rector, Ennio Vivaldi, en su más reciente comunicado.

Tal como indica la principal autoridad de la Casa de Bello, por medio de herramientas como Zoom, Meet y plataformas administrativas internas:

hemos realizado más de 4 mil clases e instancias de encuentro virtual, que han contado con la participación de cerca de 1.700 académicos y académicas y 17 mil estudiantes a los que, desde esta semana, se han comenzado a integrar mechones y mechonas.

Ennio Vivaldi

Lo mismo remarca José Miguel Piquer, director de Servicios de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de la Universidad, quien comenta:

De la noche a la mañana, la universidad completa tuvo que migrar su operación física a remota, desde la extensión, la docencia y la investigación hasta toda la administración. Afortunadamente, como Dirección habíamos estado impulsando la digitalización de los procesos y la transformación digital de la Universidad, por lo que no nos tomó tan de sorpresa, pero significó igual una transición sin respiro y de golpe. 

En este camino, la promesa de esta Dirección es enfocar todos sus esfuerzos en mantener la continuidad operacional y brindar apoyo en todos los procesos de transformación necesarios. Nuestra prioridad ha estado en la docencia, que debió pasar de presencial a online en un par de semanas, y  a los procesos administrativos. Nuestro equipo ha apoyado a toda la comunidad desde sus hogares y muchas veces han tenido que desplazarse para ayudar a instalar programas y herramientas a todas las autoridades y ejecutivos en sus casas para poder continuar con el trabajo cotidiano”.

Por su parte, Cecilia Saint-Pierre, directora de la Unidad de Educación Online EOL remarca que:

El paso abrupto a la docencia remota ha obligado a los académicos a buscar otras modalidades de hacer sus clases. Para eso estamos entregando soporte tecnológico para que los más de tres mil docentes puedan realizar videoclases a través de zoom, la que no ha estado exenta de dificultades, pero hemos logrado estabilizar el servicio. 

Por otra parte, la Unidad de Educación Online ha trabajado apoyando a la Unidad de Docencia de Pregrado en el desarrollo de material como guías y lineamientos para que los docentes puedan hacer esta transición a online, y también haciendo capacitaciones sobre el uso de herramientas de videoconferencia”, añade. En la misma línea, EOL ya está trabajando en la preparación de cursos online para docentes, enfocados a entregarles herramientas para re-pensar los cursos a un formato online.

Asimismo, DSTI en coordinación con las diferentes Facultades de la Universidad, ha distribuido ya 2.000 chips de datos ilimitados para estudiantes con problemas de conectividad. 

De la mano con el apoyo a las labores académicas, la DSTI ha continuado reforzando las diferentes plataformas y servicios que entrega habitualmente, de manera de dar tranquilidad a todos los funcionarios de que los servicios se mantendrán operativos y sin contratiempos.

Sandra Jaque, coordinadora de Proyectos de Infraestructura de DSTI, enfatiza en que:

el compromiso del equipo, al igual que en otras circunstancias, como por ejemplo para el estallido social, es apoyar a nuestra comunidad al 100 por ciento. Creo que donde más hemos tenido que invertir recursos humanos es en guiar y apoyar a los usuarios para que pudieran derivar su oficina a sus hogares, tanto en términos de poder conectarse a los sistemas corporativos desde sus hogares, hacer una extensión de sus teléfonos para que pudieran seguir siendo ubicables desde dónde estén, y re-descubriendo herramientas que quizá en el día a día presencial su uso es mínimo como es la videoconferencia, en este caso usando Google Meet.

 

Todos estos esfuerzos han permitido que, a pesar de la emergencia sanitaria, la Universidad de Chile pueda continuar cumpliendo con su compromiso de construir un mejor Chile. “Como dirección estamos profundamente agradecidos del profundo compromiso de nuestros funcionarios. Hay que pensar que, además del desafío tecnológico que esto conlleva, también nosotros tuvimos que adaptarnos en nuestras casas, con los niños y todas las tareas extras en espacios que nunca estuvieron preparados para esto” puntualiza José Miguel Piquer.

Añade además que “es increíble que la enorme mayoría de los procesos habituales de la universidad hoy estamos siendo capaces de hacerlos online, sin movernos de nuestras casas. Este cambio profundo, creo que es irreversible en muchos aspectos, y nos hará ser una universidad mucho más moderna y digital en el futuro cercano”.


MI.UCHILE
Skip to content